Guía de Limpieza

 

Limpieza después de una inundación

Si usted está seguro de que no hay presencia de material de aguas residuales:

  • Retire todos los objetos del área inundada a un lugar donde puedan recibir buena circulación de aire y puedan secarse.
  • Lave los objetos suaves como la ropa, los juguetes, animales de peluche, etc.
  • Limpie los muebles tapizados con detergente y agua caliente, utilizando un limpiador para tapicería o para alfombras.
  • Retire la alfombra y la base acolchada para que se sequen. La alfombra y la base acolchada que permanezcan húmedas por más de 24 a 48 horas, tal vez necesiten reemplazarse. Una vez secas, limpie la alfombra con un limpiador de alfombras, utilizando un detergente y agua caliente.
  • Los paneles de yeso que no estuvieron húmedos por mucho tiempo pueden secarse con suficiente ventilación y circulación de aire. Los paneles de yeso muy dañados pueden necesitar ser reemplazados.

Si hay alguna posibilidad de que el agua contenga aguas residuales u otros contaminantes potenciales:

Antes de emprender la limpieza, tome las precauciones apropiadas:

  • Siempre utilice guantes protectores (de látex, vinilo o nitrilo), anteojos/lentes de seguridad y botas.
  • Evite el contacto directo con cualquier posible material de aguas residuales.
  • Proteja todas las cortadas y raspaduras. Lave y desinfecte inmediatamente cualquier herida que tenga contacto con cualquier elemento contaminado por las aguas residuales.
  • Para disminuir el riesgo para la salud de un área potencialmente contaminada con aguas residuales:
  1. Retire el exceso de agua de la zona, utilizando una bomba o una aspiradora de agua. El líquido debe ser dirigido a un sistema de alcantarillado sanitario (como su inodoro) y NO PUEDE ser puesto en un desagüe de lluvias.
  2. Recoja cualquier tipo de sólido del agua residual y deséchelo en un alcantarillado sanitario.
  3. Deseche cualquier cosa contaminada que sea suave o permeable, lo que incluye los muebles tapizados, la alfombra y la base acolchada.
  4. Para preparar las superficies sólidas para la desinfección, primero lave las superficies con agua tibia y jabón y luego enjuáguelas.
  5. Limpie y desinfecte las superficies sólidas, como los pisos de concreto:
    • Primero lave las superficies con agua tibia y jabón y enjuague.
    • Desinfecte, utilizando un cuarto de taza de blanqueador sin olor en un galón de agua. Aplique la solución desinfectante en todas las áreas afectadas, deje que permanezcan húmedas y luego seque completamente a través de la evaporación.
    • El blanqueador nunca debe utilizarse directamente sin dilución ya que, en esta forma concentrada, puede causar graves riesgos para la piel y las vías respiratorias.
  6. Lave, desinfecte o deseche cualquier prenda de vestir o suministros usados en la limpieza.

Deseche Espumas de caucho Alfombras grandes Libros y productos de papel Comida Cosméticos Medicamentos y suministros médicos Animales de peluche Juguetes Colchones y almohadas Sofás y sillones tapizados Acolchado de la alfombra Cartón

La Cruz Roja de Estados Unidos ofrece más información detallada sobre la limpieza, en: https://www.redcross.org/images/MEDIA_CustomProductCatalog/m4540081_repairingFloodedHome.pdf